Protocolo de comida

cubiertos

 

 

Comida..si, la de cuchara y tenedor, que por las formas se nos reconocera…y a la hora de seducir no podemos descuidar los detalles. Más allá de las explicaciones científicas o históricas, lo más importante es poner cada sentido atento en lo que se va a comer. En un ambiente intimo, podemos aderezar con algunas ideas para crear la atmósfera perfecta y seducir con la comida, por ejemplo, algo de música suave. Queso y vino tinto para picar, saborear y conversar. El resto queda a la  imaginación.

Mayor protocolo es el que exige una comida en el restaurante, aunque hay unas directrices sencillas que facilitan las cosas:
Cuando un hombre y una mujer comen juntos, aquel es el que pide el menú en nombre de ésta. No elige los platos de ella, sino que simplemente los solicita dirigiéndose al camarero.
La forma correcta de conducirse en tal caso es preguntarle a la mujer que desea comer. Y cuando el camarero se acerque y diga: ¿Ha elegido ya el menú, señor? el hombre le responda: Sí, traíganos sopa de tomate y pavo asado para la señora, y guiso de cordero más un bistec, para mí
Sin embargo, cuando es preciso escoger adiciones tales como aderezos de ensalada, tipo de pan… la mujer responderá directamente al camarero.
Cuando dos hombres o dos mujeres van a comer juntos, el invitado pide primero. Si ninguno viene invitado, el de más edad tiene la preferencia. Cuando un hombre y dos o más mujeres se sienten a comer, éstas pedirán el menú antes que él y lo harán ellas mismas una por una.

Nunca está de más saberlo. Ya sabes porque te lo digo () y si me estás leyendo, demuestrame esto cuando me invites a comer. Bon apetit!