Cisne Negro: integrar la sombra

 

Cuando vi la película me quedé enganchada con ella, no sólo por la actuación estelar de la protagonista, sino por su contenido profundamente psicológico. Cisne Negro nos habla de la sombra, el lado oscuro del inconsciente que contiene las emociones reprimidas, lo no expresado, lo inmoral.

Nina (Natalie Portman) es una bailarina excepcional, posee una técnica impecable, es muy perfeccionista y se exige lo máximo para lograr ser perfecta. No obstante, para poder ser la protagonista en “El lago de los cisnes”, papel que le ofrece el director de la compañía (Vincent Cassel), Nina tendrá que ir más allá de sus miedos y adentrarse en la sombra para buscar al cisne negro. El director se muestra intimidatorio pero firme al mismo tiempo: “Eres buena, pero necesito que seas completa, y para eso debes integrar tu sombra. Sólo así serás perfecta“, “La única persona que se interpone en tu camino eres tú”. Así es como Nina comienza su metamorfosis, su particular viaje a la profundidad de su subconsciente bloqueado. Su sexualidad, completamente reprimida, se le ira mostrando a través de espejos, reales y virtuales, chocando cada vez con más fuerza contra su propia madre que la ha castrado desde la infancia. Cabe destacar el detalle gráfico de cuando se hace la herida en el dedo cordial, ese es el dedo que precisamente simboliza la sexualidad.

Sus rivales en la compañía de baile ven como Nina actúa con desdén, mientras se hunde en su propia psicosis, que no es otra que la de despertar al ‘dragón dormido’. El fuego interno de Nina se manifiesta en forma de Diosa todopoderosa, seductora, intimidante, sensual y sexual. Se verá reflejada principalmente en la figura de Lily (Mila Kunis), sus frustraciones como mujer adulta, las prohibiciones impuestas por una férrea disciplina van mostrándose de forma trágica. Es como un mal sueño del que espera despertar, hasta que finalmente comprende que el equilibrio y la perfección dependen de esa integración, la luz y la oscuridad.

Cisne Negro finaliza cuando Nina se libera y desata sus emociones reprimidas, y lo hace con estilo vibrante, oscuro, inquietante y terrorífico. Yo diría que capaz de sacar, a más de uno, su lado más oscuro, su propio cisne negro.

cisnenegro2

cisnenegro