Desconexión

“Ídolos paganos, oro y plata, la obra de sus manos, tienen boca pero no hablan, tienen ojos pero no ven, tienen oídos pero no oyen……….los que los hacen son como ellos, así son los que creen en ellos”. (Salmo 135).

Tras ver la película “La red social” me pregunto todo el tiempo si realmente el personaje de  Marck Zuckerberg (interpretado por Jesse Eisenberg) tiene similitud con la persona real, con el creador de Facebook. Quiero pensar que fue un visionario, además de un genio de la programación, que se adapta a los designios de la filosofía que marca la sociedad americana del último siglo. Aun así, en la pelicula es una persona que calificariamos como bastante “asocial”. La alienación social de Zuckerberg, segun parece, algo tiene que ver con un anhelo de aceptación que contrasta salvajemente con el casi millón de agregados que luce su perfil en la red.

Redes sociales que son lo más “in” para ser el más “cool”, espacios virtuales que llenan la vida de frivolidades, que empobrecen y estorban cualquier intento de desarrollo personal. Se incrementan las relaciones “transitorias” porque siempre puedes borrar a un amigo de tu perfil. Se está mas tiempo conectado pero, ¿cuanto se está de comprometido con los demás?

Según noticias recientes, Facebook ha diseñado cambios para mejorar la conexión emocional que sus usuarios tienen el uno con el otro a través de Facebook… Un lugar donde veas fotos que coinciden con tu vida social. Esto es la verdad. La digitalización de tu vida. Ya no sólo vas a una fiesta, vas a una fiesta con una cámara digital para que después, tus amigos revivan la fiesta en línea”

Yo creo que si mañana hay una desconexión salvaje de internet, todo el castillo de naipes de la virtualidad se desmoronará. Sin el calor de nuestro pc tendremos que buscar calor humano….Uhmmmm, creo que me va a gustar el otoño debajo de una cálida mantita.