La reglas del juego..¿han cambiado?

>>..a ver, yo no busco pareja ni relacion, en todo caso algo liberal…amistades liberales y diversion…pero es que a mi me gusta el sexo tanto o más que a ti!!…lo que te quería decir que tambien me gusta conocer a la gente, hablar, etc….

[Pedro -canario de Sevilla y no se que más- en MSN]



En un spot de TV se muestra el perfil de las “mujeres Meetic“, definiendolas como modernas, liberadas, sin miedo a dar el primer paso, que dicen lo que quieren en cada momento y que, al fin y al cabo, están cambiando las reglas del juego. Series como “Mujeres desesperadas” y “Sexo en Nueva York” han sentado las bases para que miles de personas se confundan y crean que la mujeres están rompiendo esquemas a golpe de “mouse”.

La vida, sí, ha cambiado. Cuando el mundo intenta reconocerse entre millones de píxeles y de gigabytes, en días de redes sociales tejidas con fibra óptica y de usuarios siempre conectados y a un clic de distancia. Cuando la emoción se convierte en emoticón, las relaciones son casi “automáticas”. Instantaneidad, ubicuidad y variedad parecen ser las características del amor que se funde en lo virtual. Las relaciones son conexiones de las cuales es tan fácil entrar como salir, distancias a golpe de ENTER.

Facilidades para contactar, pero trabas para conocerse. Se idealiza a la persona, se genera una imagen distorsionada que no se corresponde con la personalidad real, vínculos basados en estereotipos que no prosperan ni trascienden el plano real. Hay un exceso y flujo de información personal que, a menudo, carece de contexto y provoca serios malentendidos. Según afirma un estudio realizado por el portal de contactos Mobifriends, el 39% de los hombres prefiere buscar en Internet encuentros rápidos. Un 26% de las mujeres desea encontrar a una persona especial que les jure “amor eterno”.

Lo que si que no ha cambiado es la intencionalidad al buscar pareja, esa mentalidad pueril que nos fue transmitida por nuestros padres y abuelos.. Sin estudios que contrastar, veo claramente que la publicidad “slices of life” (pedazos de vida) es todavía un recurso efectivo a la hora de fabricar spots que levanten pasiones. Si, todos tenemos nuestro corazoncito, aunque en muchas ocasiones sea de…tiza.