Más que palabras

Se estima que los códigos comunicativos del cuerpo proporcionan el 55% de la primera impresión, mientras que un 38% proviene del tono de voz y sólo un 7% de las palabras dichas. Parece sorprendente, ¿verdad?

Elisa Sednaoui (ELLE)

Muchas veces se trata de comportamientos involuntarios que , de manera inconsciente, transmiten sobre nosotros una cierta información que en ocasiones nos resulta beneficiosa y otras veces no tanto. Es cierto que las mujeres somós más expansivas en nuestro comportamiento no verbal. Gesticulamos más, somos más táctiles, más cercanas. Tendemos a tocarnos, a sentarnos cerca unas de otras, a andar juntas y a besarnos y abrazarnos entre nosotras con comodidad.

Los hombres, a pesar de su menor estraversión corporal, tampoco se quedan atrás en trasmitir actitudes. Prueba de ello es la última experiencia en la que me vi envuelta hace una semana. Viajando con un grupo de semi-conocidos, otro , desconocido me “enviaba” discretas señales. Un comentario sobre mi calzado, una consulta sobre medicina o un gesto de cercanía en los asientos fueron algunas de esas señales.  En una supuesta conversación :

· No oculto mis mensajes, los dejo fluir pero son invisibles. No puedes verlos.
· Me subestimas; no puedo verlos pero quizás pueda sentirlos.
· ¿Los sientes?
· Sí
· ¿Los entiendes?
· Precisamente ahora mismo estaba descifrando uno de ellos.
· ¿Cuál?
· La sonrisa que se está dibujando en tu rostro.
· ¿Y qué crees que significa?
· Que te mueres de ganas por besarme.
· Parece que mis mensajes han dejado de ser invisibles.
· Déjate de palabras y bésame antes de que me arrepienta.

Ahora se algo de él que no sabía. Y es que gracias al lenguaje no verbal está dispuesto a abrirme sus brazos, y quién sabe si, llegado el momento, me abre su corazón…