Ni te molestes



Ahora que se acerca la fecha de mi cumpleaños, ¿crees que merezco un regalo? En el plano materialista, es mucho mejor cuando me compro yo lo que me gusta, acierto al 100%. Al otro lado de tendencia están los regalos bumerán. Ésos que en realidad son para quien los regala ?¿ , que además de disfrutarlos, encima te invita a ser testigo del dispendio y así se olvida de la obligación de comprarte algo especialmente para ti. Ejemplos como los viajes, cenas, entradas para conciertos o SPA, y cualquier cosa cuya única virtud parece ser la de no ocupar espacio. Por no hablar de los que se autoinvitan a mi casa como si fuese algo excepcional en sus vidas, algo que hay que valorar más que una joya, como una demostración del “porque yo lo valgo” más que las pesetas

Vale que el dinero hoy en día es la medida de todas las cosas, todo tiene un valor económico, y un coste incalculable..dato que sirve de base para especular con el futuro. Muchos utilizan el futuro para vender cosas. Compra y vivirás mejor, serás más sano, tendrás más amigos, más libertad, menos varices, consume y tu futuro será mejor que la mierda de presente que estás viviendo. Y yo es que ni me lo creo porque los sueños, sueños son. Prometemos cosas que somos incapaces de proporcionar. Exactamente igual que los políticos, pero sin tantas explicaciones.

Diría que cumplir años es como la gripe. Algo que duele, aparece cuando menos lo necesitas y, sobre todo, algo que todos tenemos que pasar como mínimo una vez cada doce meses. Y lo peor de todo es que se le llama CUMPLIR años. Yo siempre he creído que uno debería cumplir lo que promete. Nada más y nada menos.

Desconcierta cuando se pregunta por la edad, el dato medidor de algunas personas, para saber tanto si se ha ganado como si se ha perdido. Tengo los años que tu quieras ponerme, fijate que sencillo. Afortunadamente pienso que sí, se gana cuando sumas años, y es la sensación de que ya me da todo absolutamente igual…