Neotantra, top de eufemismos

Neotantra es sexo. Es amor. Es vida. Es unión. Es la transformación de la energía física en capacidades mentales superiores. Es canalización. Es arte. Es amar. Son descubrimientos, sentimientos, orgasmos infinitos, muchísimo más lejos que el placer y la eyaculación mundanos.




Sabiduría milenaria, antigua, secreta, en una buena mezcla con la occidentalización.. o lo que entendemos como cultura del slogan comercial, esa filosofía sapiencial convertida en producto milagroso de tienda esotérica.

“Hacerse la picha un lío” es una expresión que podría muy bien haberse acuñado para la mayoría de los que hablan y practican, aquí en occidente, el tantra. Nuestra fe judeocristiana, y razón grecolatina, sólo pueden comprender el tantra como un espectáculo exótico que aplicado al lenguaje cotidiano define un objeto para el rendimiento comercial.

En el extraño contexto del neotantra, la metodología tradicional oriental propone suprimir el deseo, egoísta y divisor, y reorientarlo a la unificación con la totalidad, la renuncia del placer propio a cambio de entregárselo a la pareja..¿Qué tiene de malo la autocomplaciencia? ¿porqué hay que convertir el acto de copular en ritual sagrado?

Yo me siento en una nube trás el orgasmo, mi cuerpo se destensa y cualquier tarea se convierte en algo liviano. Creo que no son estos (los totalitarios), sino los egoistas, los que acaban resultando buenos amantes, y que desde la escuela de la autocontemplación saben entender su deseo e interpretan la reactividad con su cuerpo. Desde esta forma es desde dónde se alcanza la solidaridad con el otro, desde dónde se le entiende y se le ama.

Trascender la dualidad, comunión fraternal..etc, eufemismos de un concepto tan universal como es tener sexo. En confianza, la interacción sexual es una “fraternidad de egoistas”. Pajilleros que prefieren la vagina ajena que la mano propia son elementos a evitar, fundamentalmente porque son elementos que no aprenden. Sólo aprendemos desde el yo lo que al otro yo no le gusta.

Curioso concepto el del neotantra, mayoritariamente divulgado por psicólogos argentinos: De casta le viene al galgo tener el rabo largo. Paradojas del Occidente más lejano.