Sueños que provocan sueños….

….Soñé con lo que te describí y sí, el sueño se encargó de alimentar las ganas de susurrarte, de mirarte, de lamerte, de saborear tu olor y tu sabor, aunque no fuera un sueño erótico, soñé que hablaba contigo, que te miraba y que te entraban esas ganas de follar que solo entran cuando algo, sin saber como, te excita muchísimo. Pues así fue el sueño, no llegó a mas, me desperté con la sensación de haberte tenido delante, lástima, era un sueño…


Desde este rincón, con formato blog, dónde relato “pedazos de vida envueltos en retales del diario más personal”, recibí el mensaje de un excitado lector.

Que todos soñamos, es inegable, pero a veces los sueños nos indican esa carencia, deseo, lo que no poseemos. Mi sueño recurrente de hace algunos años era verme con un potente pene que copulaba con otras mujeres. Dicen que este genital está relacionado con el poder, la autoridad y la energía sexual. Por tanto, es posible que deseara explorar mi relación con esos atributos de masculinidad, tal vez he deseado sentir como TU sentías al meter tu falo en mi caliente coño… o también conocer, desde el canal Historia, que pasó con el pene del Rey Tutankamon, desaparecido de su cuerpo trás su examen médico en 1968.

Vuelta a la realidad…lo siento, ufff, soñé que tenía pene y me estaba gustando ponerlo duro