Juegos de zorras

En el erotismo, sugerir siempre ha servido como mejor acicate que mostrar directamente. El cuerpo desnudo, liberado, resulta demasiado obvio ante los ojos que buscan encender su pasión mientras que del otro modo nuestra imaginación puede echar a volar preguntándose cómo será la piel que se esconde tras las telas. La lencería femenina apela hoy a esta búsqueda de la belleza y la sensualidad, aunque no siempre fue así.



Durante siglos el cuerpo femenino fue manipulado, sometido e incluso cincelado por la ropa interior, que en muchos casos servía para perfilar y dar forma a la figura de la mujer, aunque el salto hacia la ropa interior moderna se dio en 1915 con la invención del primer sujetador patentado. ¿Quién no se ha sentido motivado tras visionar un encaje en las medias o un entallado corsé?

Con todo ello propongo pasar a usar un juego más concreto, una técnica que podriamos llamar MUJER FATAL (Para aquellas de nosotras que queremos un marido… pero todavía no sabemos el de quién). Técnica número 3, sugerida por la Academia Mundial de Arpías, y que paso a detallar

  1. . Presencia impecable
  2. . Perfume maravilloso, esmalte rojo en las uñas, tacones altos, lencería de seda
  3. . Voz cálida, dulce y susurrante
  4. . Apartarse insistentemente el cabello que cae sobre la frente
  5. . Usar muchos dobles sentidos y mal entendidos, mucho sexo en la conversación pero sin referirse a el directamente.

A todos los lectores de mi blog , ¿que os parece la técnica? ¿obtendría resultados?