Santificando

El calendario lunar marca que estamos en Semana Santa. Determinado así por el Emperador Constantino y el Concilio de Nicea en 325 d. C. Dias de negación de la carne, exaltaciónes de dolor, saetas y silencio sepulcral. No creo que la Semana Santa sea una negación del erotismo, tan sólo de ocultación de su manifestación. Me viene la idea de que muchos de los iconos semanasanteros alimentan una estética iconoclasta, que tiene como estandarte al BDSM: cruces, cadenas, velas…etc. Ritos de sangre para la Pascua hebrea, desde la inmolación del cordero hasta la liberación de la esclavitud.

Posibilidades del lenguaje, metáforas que se usan para designar lo mismo -con variedades exóticas incluidas- Alegorías del fín de estación, coincidiendo con el equinocio de primavera, renace la vida y los huevos de pascua explotan en mil colores… Una fiesta para el gozo, para liberarse, disfrutarse y sobre todo para columpiarse swinging”.

Me quedo con ese balanceo que da el agua, el cuerpo de otra persona y la liberación de las ataduras.. Ésta, de las mejores capturas de Gregory Colbert.


Nadie puede ser esclavo de su identidad: cuando surge una posibilidad de cambio, hay que cambiar.”  (Elliot Gould)