¿Qué buscan?

Creo que esta pregunta se estaba haciendo necesaria desde mi asiduidad al entorno liberal y a los locales de intercambio, una inquietud mal entendida por el resto de personas que se denominan “normales”. El swinging (en inglés “balancearse”, “columpiarse” o “mecerse”)  referido como estilo de vida de intercambio de pareja, es secundado por parejas estables y solteros, en busca de experiencias sexuales basicamente. Así surge la filosofía de vida con la que muchos se sienten diferentes y autenticos, viven explorando sentimientos sexuales y sociales, permitiendo una desmitificación del sexo y colocándolo en un nivel diferente a las reglas corrientes del amor, el deber, el rol sexual y la moral de los demás.


swg2

Por definición, exceptuando raras excepciones, la persona liberal es, ante todo, respetuosa y educada, aunque admitiendo que también es, un ser promiscuo. En este punto hay que dejar claro que la promiscuidad, en este caso, no es entendida como sinónimo de “puterío barato y descontrolado”. Para ello crean un decálogo de comportamientos a seguir dentro de esta filosofía, en la que no comprometen los sentimientos, hay respeto y mucha discreción.

swg1

Es, sin duda, un buen caldo de cultivo para los que buscan salir de la monotonía en sus relaciones sexuales, experimentar los variados caminos del placer. Por ese motivo, muchos que se autodenominan liberales, ven con recelo que otras personas sientan curiosidad por este movimiento sexual, y por tanto discriminan y atacan con desdén a los llamados “intrusos”.

Siempre he detestado los manuales y códigos para la interacción sexual, los clubes de amigos del “sexo liberal” y el querer ir de enteradillo sexual. ¿Qué hay de malo en desear deshinibirse y huir del encorsetamiento social? Me da la sensación que los llamados ” liberales ” acumulan en su haber más prejuicios y etiquetas que los que están fuera del juego.

Si me preguntan que busco diré algo que me afecta a este momento

Sexo. Anónimo, sin explicaciones, sin largas cenas previas llenas de sobreentendidos como esperando el trofeo final por parte del hombre, que invita esperando la compensación, sin obligaciones posteriores de volver a quedar, ni siquiera llamar, sin amistad, sin tener que contar quién soy y cómo soy, sin esperar amor ni una relación de pareja…

~~~

Puede que mañana cambie de parecer, estaré en todo mi derecho. Mientras tanto, no queramos poner puertas al campo. Disfrutad del deseo sexual.