Sexo a “medida”

Dentro de una lógica binaria, nunca podremos interpretar un calendario o un metro, o “es” o “no es”. Así ocurre con la medida de las cosas… y como las cifras son menos tolerates que los juicios de valor, cada vez que al sexo le damos una “medida”, creamos “disminuidos”.

¿cuánto crees que me mide?..¿cada cuántos días tienes relaciones?.. ¿cuántos dedos te caben en el coño?.. que sin medidas parece que todo se nos hace incomprensible, que si decimos un número siempre tendremos la duda de si entramos en la normalidad o la anormalidad, en lo bueno o en lo malo, en lo supranormal o en lo subnormal…No se, medir es bastante ridículo cuando no se sabe el qué, por qué y para qué


ped1

No me disgustan ni los penes pequeños ni los miembros grandotes, juego con todos. Yo ya tengo un botón pequeñisimo, con miles de terminaciones nerviosas, diseñado exclusivamente para el placer. ¡¡Ni punto de comparacion!!


072