¿quieres ser una marca?

“Los productos son racionales, pero las marcas son emocionales”

[El libro Rojo de la publicidad]

logg

Hoy me ha preguntado un bloguero si sabía quien era Mercedes Licer, a lo que yo he contestado: ¿en que ha destacado esa mujer? “bueno, ella es de familia emparentada con la monarquía..”

No se si es que muchas veces estoy falta de seducción, o sencillamente no me produce emoción alguna escuchar nombres, así, a bote pronto. Lo más común es poner etiquetas para identificar y encasillarlo todo, de ese modo parece que controlamos más del tema –titulo nobiliario

El problema de las etiquetas es que siempre tienen connotaciones. Todo lo que hagas te va a “Marcar” de por vida. Si has dedicado varios años de tu vida a prepararte para algo que de pronto ha perdido valor, te topas con que has asociado tu identidad a una etiqueta, un destino ligado a un concepto que no puedes gestionar personalmente.

Dentro de lo que es el enjambre de etiquetas y categorías hay miles de “productos”. Por otro lado, la marca personal tiene la ventaja de transmitir garantía, pero sobre todo de ofrecer “emoción”. Deja de pensar como un producto dentro de una categoría y empieza a crear la tuya propia, una categoría de un solo individuo, tu. Si, la verdad que es duro, hay que empezar de cero pero con la fiabilidad de que la marca eres tú, no tu “producto”. La única barrera de entrada infranqueable eres tu mismo/a. Todo lo demás es clonable o falsificable o adulterable.

Por cierto, yo no conocía la marca de whisky BELL’S..pero creo que mi marca seduce algo más ¿no?