La llamada de Bartolino

“Negar nuestros impulsos, en realidad es negar lo que nos hace humanos”

[Matrix]

aqua

~~~

Hace un par de días que sentí esa llamada, me explico… “Las glándulas de Bartolino se hallan en la entrada de la vagina, a ambos lados, en el espacio existente entre los labios menores y la pared genital. La función de estas glándulas es lubricar”… Y asi fué, que sin excitación previa, pasé la mano por mi vulva y la noté rebosante de flujos. Pensé que se trataba de un desajuste hormonal sin más.

En una visita a un local de libre relación, liberal o de intercambio, como se quiera llamar, me adentré en el cuarto oscuro esperando percibir con los sentidos, en ausencia de luz. Como en un baile de máscaras me fuí rozando a un cuerpo masculino, de pie me posicioné para que mi vulva cediera paso al glande, fue cuando goterones de fluido transparente resbalaron inundando mis piernas…esas glándulas superproductivas estaban convirtiendo la penetración en una inmersión completa a las cataratas de Iguazú. Un fuerte olor a sexo emanaba de mi entrepierna.. y el cuarto empezó a ser invadido de miembros enhiestos. En un instante montamos una pequeña orgía, todo sin hacer comentario alguno.

Esta ha sido la primera vez que mi vulva ha hablado por mí, y porque muchas veces desoimos esas vocecitas imperceptibles que se valen, en mayor o menor medida, de mecanismos físicos para decir:  !escúchame!