¡quédate en mi cama!

Estamos desnudos. Abro los ojos y te veo a ti, pareces dormir, o quizás lo simulas, me acerco pausadamente, quiero sentir el calor que desprendes, oler tu piel, oírte respirar. Cierro mis ojos y recorro tu cuerpo sudado, libidinoso y electrizante. Quiero abrir tu boca con mis dedos, notar tu mordisco… es mi llamada lasciva.

Milímetro a milímetro, me acerco más hasta pegarme a ti, eso despierta tu erección y con los ojos cerrados aprietas mi cuerpo. Me abrazas por detrás, mi culo se estremece ante el calor de tu miembro que presiona con firmeza hacia en interior de mis nalgas….ya estás encendido, me vas a follar.


341

-¿Has leido mi sms?

-¿A que mensaje te refieres?

– Ese, en el que te ofrezco mi cama..

– Sii…y me encanta la idea la verdad…pero si me quedo en tu casa no dormiré

– Tenemos pendiente una duchita juntos

– mmmm….estoy barajando la opción, creeme….


Creo que se puede decir más alto pero no más claro, espero ansiosa a que te quedes en mi cama ¿te atreves?