El conejito rampante

Para nosotros, sin lugar de duda, el juguete preferido es EL CONEJITO. Es lo mejorcito día de hoy en el mercado para nosotros y después de compartirlo con nuestros amigos se ha ganado casi 100% de la gente que lo probo. Según lo que probamos recomendamos que las orejitas de conejito tengan varias velocidades de vibración. Así podéis regular la vibración según la excitación o estado de sensibilidad del clítoris. Otra cosa muy importante es la longitud del vibrador. Sabemos de una parejita que el conejito esta en el armario porque molesta dentro de la vagina. Por cierto desde que tengo el conejito nunca volví a dejar mi niña a medias. Lo que no podéis acabar o empezar bien, con el conejito nunca fallareis

~~~

Desde que el desarrollo tecnológico empezó a aplicar el elemento vibratorio a dildos y consoladores, la industria del ocio sexual se vió inyectada de interés, de deseo por poseer un instrumento que roza la perfección onanística… y no, no pienso buscar imágenes de esos penes artificiales producto de la nueva ” tecnología del sexo”.

A día de hoy confundimos progreso tecnológico con sabiduría, aunque nos pese no es lo mismo desarrollo que conocimiento, que sabemos como funciona un pc, un movil, una muñeca hinchable… y si un vibrador tiene forma de pene, unicamente tiene eso, la forma fálica. Un vibrador nunca podrá sustiruir a un pene, ni funcionalmente ni emocionalmente, porque es un elemento inerte en un cajón como lo es una mierda seca...

Entiendo que los hombres quieran calmar las calenturas de las mujeres con su mejor arma, su pene. Lo que no me cabe en la cabeza es que crean que necesitamos llenar el coño con un elemento sustitutivo del pene, tan alienante como es un vibrador. No negaré que tengo varios rabos de plástico ( más para performance) y que visualmente son resultones…

prinded

Y si, me masturbo aun teniendo penetración, pero si no tengo tu pene me basto con los deditos... los mios que saben estimular mi conejito y que tienen la temperatura ideal para imaginar que es tu miembro palpitante.