Shibui

Al igual que me pasa con el vino, mi consumo es tradicional: adoro los tintos y consumiría casi a diario. Miro antes la calidad que la cantidad, y degusto pacientemente a sorbos intensos.

Ese día que comimos juntos pediste un refresco para beber. Aunque te vi un chico sano, supe que escondías algo prohibido, una sustancia inapreciable que guardas como un tesoro, que sólo tu manejas y que sólo tu muestras. A mi ya me habías enganchado con tus frases plagadas de sarcasmo, tu sensualidad enfriada a golpe de control mental ” sólo mando yo“, y que por dentro revoloteaba el deseo de conseguir, sin prisa pero sin pausa, que cayera extasiada ante ti.

En Japón utilizan el concepto shibui. La estética o “el buen gusto” derivados del shibui consiste en apreciar la belleza de lo incompleto, de lo insípido, de lo que nos deja libertad para construir lo que puede faltar, el disfrute de lo que no se ve pero está.

301

DSC05205

Nos falta esa cama compartida, como metáfora del campo de juegos eróticos, sin ceder hacia ninguno la emoción, el amor romántico o la totalidad de sensaciones gratificantes. Espero que me lleves a conocer todo lo que tu ves, poder deslizarme con tu tranquilidad, con tu furia..quiero saber como te sientes cuando estás calmado y cuando estás bravo. Yo te abro mi cajita de los secretos, quiero ser tuya.