¿soy promiscua?

Decía Enrique Jardiel Poncela: “El pudor es un sólido que sólo se disuelve en alcohol o en dinero” , asociandolo  al  pudor que se presupone hemos de sentir las mujeres para no caer en la promiscuidad….término éste que va de la mano de una especie de “bulimia sexual”, como si un gran sentimiento de culpa deviniera tras tener múltiples relaciones con diferentes personas.

Lo contrario, la desinhibición, es un mal social que se enmarca en un  “discurso normativo” y que exige la culpa ante determinados comportamientos. La sociedad marca una identidad definida a la mujer en función del rol social que desempeña en cada momento, de este modo asigna un una “etiqueta” que marca a cada una de ellas.

tip

Y es precisamente a los que me tildan de falta de pudor o vergüenza por lo que haga en determinadas ocasiones, que confunden la máscara con la persona sólo por la apariencia, quizas estén encarcelados en ideas de etiquetaje mental, ligando el sentimiento al compromiso y a  los ideales antes que a la comprensión y al deseo de libertad.

He callado cuando podía herir y he contado cuando quería herir. Y cuando la afinidad me ha mantenido vinculada a una sóla persona, he procurado que no fuera por cumplir un contrato, sino por cumplir un deseo. Y creo firmemente que ” el pudor es uno de los males más horrendos que existen”