Para hacerlo bien

“Soy practicante pero no creyente”

[Salvador Dalí]

mast11mast2


Muchas creencias populares apuntan a que las vivencias más alucinantes son las que se realizan en común unión de multitudes, que cuanto más se practica, más número de veces, más cantidades…se llega al summun de sensaciones.

Sin embargo, cuando se produce el encuentro sexual sólo hay una voz que escuchar, la própia, y un único elemento que mirar, uno mismo.

He vivido algunas orgías, pero no me han resultado especialmente morbosas y excitantes, creo que posiblemente se deba a la dispersion que conlleva la preocupación excesiva por el estado de los otros, la atención por los cambios de preservativos de vagina a vagina, los continuos cambios de posición, etc…parecen demasiado solidarias ¿no? Tal vez más interesantes de contar que de vivir,  y es por eso que recurro bastante a evocar esos momentos vividos, rebobinando lentamente para asi calmar mi imperiosa necesidad de masturbarme..

…los caminos del deseo son inescrutables